2021 de Abril del 15

Los Black Popes del Pop Art

En el marco del Día Mundial del Arte, una celebración para promover el desarrollo, la difusión y la promoción del arte que desde el 2019 se oficializó por parte de la UNESCO, entrevistamos a los artistas rosarinos Pool & Marianela.

Compartir


(Por Erika Saita) Ellos son una pareja compuesta por Rita Marianela Perelli y Emiliano Paolini. Ambos viven en Rosario. Marianela estudió Diseño de Moda y Licenciatura en Arte; Emiliano, Diseño Gráfico. Más allá de sus conocimientos académicos, ambos son artistas autodidactas que emplean el humor para subrayar su desconexión con un universo histórico, político, religioso que resaltan ficticio y se convirtieron en el fantástico dúo artístico: Pool & Marianela. En el 2018, gracias al apoyo del Gobierno de Santa Fe, la dupla pudo realizar la muestra "Barbie, The Plastic Religion" en la galería de arte La fiambrera de Madrid, España y en 2020 resultaron ganadores del plan Fomento, en la categoría Difusión de Artes Visuales.

- Marianela y Pool son un equipo en la vida. ¿Cómo es crecer juntos como pareja, en la crianza de un niño y en el arte?

- Si bien es complicado coordinar la atención que requiere alguien con la energía y vivacidad de Theo (nuestro hijo), estamos redescubriendo nuevas formas: en algunas integrándonos los tres y en otras dividiendo tareas. A él no lo atrae ni lo estimula mucho la pintura ni la escultura, y si bien la curiosidad lo lleva a pedir los materiales, desiste al minuto, pero todo es súper cambiante. Si bien esto rompe las comodidades lo hace divertido y estimulante tanto para él como para nosotros.

- En 2014 crearon "Barbie the Plastic Religion", la colección de muñecas que representan figuras de religiones. ¿Es un salto importante en su carrera porque los convocan desde el exterior? ¿Cómo fue esa primera experiencia?

- Fue extremadamente gratificante y gracias a Plastic Religion logramos notoriedad, pudimos mostrar nuestro trabajo en lugares como Nueva York, Los Ángeles, París, Hong Kong, Frankfurt, etc. Lo que más nos llamaba la atención era que mirábamos galerías que nos parecían inalcanzables, o artistas que admiramos y cuando hicimos contacto nos demostraron admiración o simplemente nos decían que conocían nuestro trabajo. Fue una obra que sirvió para mover todo lo que acarreamos, una obra que nos facilitó ese momento no tan grato del primer contacto con galeristas y gente de la que necesitás para seguir adelante, nombramos a las Barbies y enseguida nos ponían en el radar.

- Sabemos que tienen muchas anécdotas enriquecedoras. Una de ella es el pedido de Madonna por una muñeca. ¿Nos relatan ese hecho?

- Fue en la muestra de 2016 en La Luz de Jesus Gallery en Hollywood. Madonna y Jack Nicholson tienen el mismo asesor que les compra arte para su respectivas colecciones: Matt Kennedy (quien ya no trabaja más en la galería). El llamaba a todos los posibles compradores que tenía en su lista, y nos contactó para ofrecerle a la colección de Madonna nuestra Barbie Virgen de Lourdes. El no dijo mucho, vino a la galería y pidió que se la empaqueten. En realidad nunca supimos si era para ella o para Nicholson, pero Matt estaba 99 por ciento seguro que era para Madonna.

- A tres años de la revuelta con la torta de Cristo en la cruz que probó el ministro de cultura porteño, ¿qué sensación les dejó? 

- La sensación fue de abandono y desilusión, esperábamos una respuesta mucho más combativa hacia la censura tanto por parte de colegas como de las galerías, del organizador del evento y de las autoridades de Cultura. Hablando de una terrible nota con María Paula Zacharias (periodista especializada en Artes Visuales), que hizo para un famoso diario de Argentina donde salieron a apoyarnos personalidades que han entendido todo como Ana Giunta, Nicola Constantino o Ana Gallardo, comentábamos cómo había reaccionado el mundo del arte hacia la censura de León Ferrari (artista plástico argentino que, según The New York Times, era al momento de su muerte uno de los cinco artistas plásticos más provocadores e importantes del mundo) y de cómo recoge el guante primero el organismo, luego los colegas y todas las personas que se sintieron prohibidas y se armó una malla que absorbe las embestidas de la censura que se hizo de León. Habitamos una contemporaneidad egoísta, poco solidaria, envidiosa, competitiva por pobre… Además hay una gran parte de un público banal y veloz que piensa que todo es risa y memes, gente que opinaba que éramos del tipo de personas que tiran un petardo para hacerse famosos sin saber que tenemos 10 años de cuestionamiento, revisión y reformulamiento del canon religioso y puntualmente cristiano. Lo mismo que opinaron con Catelan en Art Basel. 

- Con el fomento otorgado por el gobierno de la provincia están finalizando la creación de una web para difundir y vender sus productos artísticos. ¿Qué significa para ustedes y su proyecto poder contar con este apoyo?

- Significa alivio porque el año pasado nos suspendieron dos muestras en Nueva York por la pandemia, y acaban de suspender una que se iba a llevar a cabo en mayo en la ciudad de Córdoba. Lo que nuestra web hace es sostener ingresos pequeños que hacen que sobrevivamos a la situación que nos toca vivir.

- ¿Están trabajando en nuevas intervenciones artísticas? ¿Cuáles son sus próximos proyectos o cuáles son los nuevos objetivos en este crecimiento?

- Estamos trabajando sobre una nueva propuesta llamada "Whatever Happened to the Lamb of God". Es una revisión del canon pictórico que hizo el cristianismo, es decir se trata de poner el foco en nuestros años de escolaridad donde el heroísmo y la catequesis se mezclaban y se fundían en el diálogo de los recreos, es por eso que al igual que se viene haciendo desde que el arte es arte, cada pintor pintó la divinidad con el precepto correspondiente a su contexto:  Miguel Ángel los hizo regordetes y musculosos; Leonardo, etéreos y misteriosos; Caravaggio, penumbrosos y perturbados; nosotros los representamos mixturados con la figuración del cómic americano de la década del 80 y 90, correspondiente a nuestra niñez. Si bien la materialidad es diversa y explorativa, tenemos desde obra inflable a obras realizadas en plástico de pet, la innovación está en hacer obra económica, seriada y merchandising, algo que nunca habíamos hecho y que creemos necesario por el estado del mercado del arte tanto acá como afuera.

- Sabemos que tienen intenciones de llevar el “arte a todos”, de bregar por la democratización del arte, ¿cómo piensan debería ser el camino para llevarlo a cabo?

- En este momento no tenemos intenciones de llevar el arte a todos como supimos plantear, de hecho cada vez encriptamos más el mensaje para que sólo los que tengan intenciones reales de entendernos, disfrutar de lo que hacemos, se tomen el tiempo que la obra demanda... Creemos que en la liquidez del momento sólo logran acceder a esa masividad y popularidad obras más escuetas y carentes de trasfondo como "el pop berreta de Palermo", con frases pseudo sanadoras y demagogas como "amar garpa" "o "sea feliz, no joda al prójimo" o esos mashups que terminan en meme, obras de paso e incuestionablemente aceptada para rellenar la foto del Instagram.

- Si en una oración tienen que definirse como una marca, ¿que significa Pool & Marianela?

- El último atisbo de romanticismo y autoconvicción a todo o nada, con una obra que nunca se adaptó a la corrección política y que sigue convencida que agradarle a la masa es ir por el camino errado. Los Black Popes del Pop Art, jaja.